Someterse a una cirugía capilar es la mejor alternativa para superar la caída del cabello o calvicie. Por ser un procedimiento quirúrgico muy sencillo, con resultados muy satisfactorios, que son para toda la vida. Lo importante es asistirse en una buena clínica y cumplir con las indicaciones postoperatorias. Así, se garantiza la correcta evolución de un implante capilar día a día. Obteniendo los mejores beneficios que ofrece esta opción estética que restablece el pelo.

El éxito en injertos capilares depende del trabajo hecho por el cirujano. Además de las atenciones que tenga el paciente tras la cirugía. La persona que se somete al trasplante se responsabiliza de cuidar su cabello en el proceso de recuperación. En específico, los primeros diez días, siguiendo las indicaciones del médico. De esta manera, la evolución del implante capilar será muy saludable, y con los mejores resultados.

¿Qué es la caída del cabello?

El ser humano pierde hebras capilares a diario. Es algo normal, que sucede como parte del ciclo de crecimiento del pelo. Se cae una cantidad de hilos pilosos, sustituidos por otros nuevos, que van naciendo y creciendo.

Se sufre de caída del cabello cuando las nuevas hebras no son suficientes para reemplazar a las que se caen. A causa de una falla en el crecimiento capilar, o una pérdida acelerada, y en exceso, de los hilos existentes. Así, la caída del cabello se refiere a la pérdida de hebras capilares, que no son reemplazadas por otras nuevas. Dejando el cuero cabelludo con escaso volumen capilar, o totalmente calvo.

¿Qué se entiende por caída estacional?

La caída estacional del cabello es la pérdida excesiva de hebras capilares desarrollada en un periodo finito. Es decir, es una condición temporal, que se revierte en corto tiempo. Tiene relación con el ciclo de crecimiento del pelo. Sin embargo, se considera excesiva porque es mayor a la caída común que sucede a diario. Las personas notan, al peinarse, un desprendimiento elevado de sus hilos pilosos. Puede producirse a causa de ciertos desequilibrios fisiológicos.

Cada pelo nace, crece, se mantiene y muere, que es cuando se cae. Ese es el ciclo biológico que se cumple en el cabello. Por eso, es sano perder hebras capilares todos los días. Casi siempre al bañarse, o con el peinado. Ahora bien, existe un periodo, durante el año, donde esa pérdida incrementa, dándose la caída estacional. Esto responde al ciclo de vida anual del cabello. Con la influencia de factores ambientales y hábitos alimenticios.

Durante el ciclo de vida del pelo la fase anágena o de crecimiento se desarrolla en primavera. Continúa la fase telógena o de caída en otoño. En consecuencia, la caída estacional ocurre en los meses otoñales. No es un grave problema, por ser una condición temporal. Pero, puede pronunciarse bajo los efectos de algunos factores. Entre ellos el impacto de los agentes agresivos veraniegos. Como el sol, el cloro de las piscinas, la sal de las playas y el sudor.

La mejor forma de combatir la caída estacional es fortaleciendo el cabello. Es básico tener una dieta rica en diversos nutrientes, como el hierro y vitaminas. Sobre todo las vitaminas del grupo B, que influyen directamente en el crecimiento del pelo.

Alimentos y vitaminas que fortalecen tu cabello luego de un trasplante capilar

El implante de cabello se hace con el uso de folículos pilosos saludables. Es decir, que no son susceptibles a la alopecia. Es la manera de conseguir excelentes resultados del injerto capilar. Aunque, también es conveniente fortalecer el pelo luego de un trasplante capilar, desde el organismo, alimentándose bien. Para que el desarrollo de las hebras originales e implantadas sea mejor. Logrando subir el volumen capilar, con una apariencia más sana.

Son muchos los alimentos que fortalecen el cabello luego del trasplante capilar. Porque sus nutrientes son básicos para la salud del pelo. Entre los que se destacan las vitaminas A, B, C y E, el hierro, zinc y los ácidos grasos. Que inciden directamente en la estructura de los hilos pilosos. Revitalizándolos, para que crezcan y se desarrollen sin problemas. Esta es la lista de algunos alimentos ideales para fortalecer el cabello:

  • Pescados grasos, los cuales aportan ácidos grasos omega 3, que funcionan como acondicionadores naturales.
  • Frutas y verduras enriquecidas con vitamina C, estimulante en la producción de colágeno, que aporta fuerza y brillo al cabello. Entre las opciones de estos alimentos están la naranja, la zanahoria, la remolacha, el pimiento y la papaya.
  • El aguacate, siendo un suavizante natural, que ayuda a mantener al cabello en excelentes condiciones. Además, contiene vitamina E, que es un poderoso hidratante.
  • Las almendras, las cuales ayudan a la hidratación capilar. Pues, también están enriquecidas con vitamina E.
  • Frutos secos, los cuales poseen zinc, que funciona como un reparador capilar y estimula el crecimiento del cabello. Otros alimentos ricos en zinc son el cacao, el champiñón, la judía, el marisco y la carne magra.
  • Las legumbres, que contienen hierro, mineral capaz de fortalecer el pelo. Sobre todo se recomiendan las lentejas porque también poseen zinc.

Porcentaje de éxito de los injertos capilares

Sí los injertos capilares se realizan correctamente, son exitosos en todos los casos. Al ser hechos en una buena clínica, por un tricólogo profesional, con tecnología adecuada, tienen un total porcentaje de éxito. Al tratarse de la implantación de folículos pilosos del mismo paciente no se producen rechazos. Así, al hacer la cirugía como se debe, la posibilidad de fallas es nula.

Es importante saber que algunos expertos del trasplante capilar establecen el porcentaje de éxito en un 95 a 98%. Esto responde al principio de individualidad del paciente. Pueden darse casos aislados, y muy particulares de la persona que se somete a la intervención, donde algo falle. Pero, realmente es poco probable que suceda.

¿Cuándo se ven los resultados?

Los resultados del injerto capilar comienzan a apreciarse a partir del cuarto mes, posterior a la cirugía. Pero el resultado definitivo suele llegar luego de 12 a 18 meses. Cuando el paciente ve restablecido su cabello, por completo. Sin embargo, existen tratamientos que aceleran la evolución del implante. Entre ellos está la mesoterapia capilar o PRP.

¿Qué es la mesoterapia capilar?

La mesoterapia capilar es una técnica clínica de bioestimulación. Consiste en hacer pequeñas inyecciones subcutáneas, e indoloras, de una sustancia que activa las células capilares. Es capaz de revertir la miniaturización del folículo, ayuda al crecimiento del cabello, y lo hace más grueso. Entonces, se puede usar como acelerador en el desarrollo del trasplante capilar.

Clonación de cabello

La clonación de cabello se trata de un tratamiento para restablecer la densidad capilar cuando se padece de alopecia. Se basa en el uso de células madres, por eso también se conoce como injerto con células madres. Se encuentra en fase experimental; es decir, no ha sido aprobada para su aplicación clínica.

Básicamente, contempla la proliferación de folículos pilosos. Obteniendo las células del crecimiento capilar, con el fin de replicarlas en un laboratorio, para su posterior implantación. En el área donde se requiera restablecer el cabello.

¿En qué consiste el injerto con células madres?

El injerto con células madres consiste en obtener una cantidad de grasa del paciente, la cual contiene un concentrado celular. Para luego injertarla en la zona donde se ha caído el cabello, con el propósito de restablecer el volumen capilar. Esto es posible porque en la grasa se encuentran las células mesenquimales, capaces de revitalizar los folículos pilosos.

En este tipo de injerto se procesa la grasa obtenida. Para tomar las células que serán implantadas en el cuero cabelludo. Con el fin de recuperar a los folículos afectados por la calvicie. Pues, el concentrado celular puede darle vida a las estructuras capilares.

Con esta técnica no se extraen folículos de una zona para introducirlos en otra. Se trata de injertar células obtenidas de la grasa. Que producen la regeneración celular del folículo, para que éste se reactive. Siendo capaz de producir nuevos cabellos sanos.

¿Quiénes son los pacientes ideales para injerto con células madres?

Los pacientes ideales para injerto con células madres son personas jóvenes que evidencian que su cabello está disminuyendo. También quienes padecen calvicie prematura, y desean un tratamiento oportuno, antes de necesitar un proceso más invasivo. Como lo es el implante capilar. Incluso, las personas con trasplante de pelo, que no están conformes con los resultados, pueden optar por el injerto celular.

¿Cuándo no realizar un injerto capilar?

El injerto capilar no debe realizarse sí la zona donante del cabello es muy escasa. Tampoco cuando el área calva es muy extensa. Ambos casos son establecidos por el cirujano, tras un proceso diagnóstico. Algunos tipos de calvicie no admiten el trasplante de pelo como una opción de tratamiento. Tal es el caso de la alopecia areata total, donde se destruyen todos los folículos pilosos.

Es importante saber que las personas que presentan alguna contraindicación quirúrgica no deben someterse a la cirugía. Esto ocurre, sobre todo, cuando se es alérgico a las anestesias. Además, quienes padecen afecciones graves del corazón pueden complicarse durante el proceso.

Evolución del trasplante capilar día a día

El trasplante capilar conlleva un proceso evolutivo un tanto extenso. Que comienza a dar sus resultados luego de cuatro meses. No obstante, en los primeros diez días, después de la intervención quirúrgica, se experimentan ciertos cambios. Principalmente, síntomas de irritación, producto del cicatrizado y adherencia de los injertos. Asimismo, durante las primeras 48 horas se pueden sentir hormigueo y adormecimiento, a causa de la anestesia.

Se destaca que día a día se observará la formación de costras en los injertos. Estas se caerán progresivamente, con cada lavado. Es común que se desprendan tallos de cabello junto con ellas. Sin representar ninguna falla. Pues, se caen pelos, pero el folículo implantado sigue intacto, para seguir produciendo hebras capilares. Las costras aparecen en la primera semana de recuperación.

Puntuación
[Total: 0 Puntuación: 0]