La caída del cabello puede suceder a cualquier edad. Aunque es más común la alopecia en personas mayores, puede suceder a edad temprana. Perder el cabello es algo que no puede dejar de preocuparnos. El pelo tiene una relación íntima con el aspecto y la impresión que damos a los demás. La alopecia es una afección que puede ser temporal, pero en ocasiones puede ser definitiva. Todo esto puede confundirte. Para que estés más claro en lo que respecta a la calvicie, te vamos a contar por qué se nos cae mucho el pelo.

Cabello dañado

Es una de las causas más comunes de porque se cae mucho el cabello. El cabello seco, opaco es señal de un cabello que no está sano. Si el pelo no está bien nutrido e hidratado, se debilita. Se hace más fino y fácil de quebrar. Esto puede provocar la caída del cabello. La buena noticia es que tú puedes evitarlo. Adquirir buenos hábitos de cuidado puede evitar que tu cabello se caiga por esta causa.

Las razones por las que el cabello se maltrata pueden ser:

  • Abuso de químicos y aparatos de calor.
  • Falta de higiene capilar.
  • Uso de productos no adecuados al tipo de pelo.
  • Mala alimentación.
  • Exposición al sol.
  • Peinados que quiebran, halan o tuercen la hebra capilar.
  • Cabello deshidratado.

Alopecia areata

La alopecia areata es una enfermedad del sistema inmunológico que ataca los folículos pilosos. Esta afección da lugar a zonas de calvicie. Es una enfermedad que puede generarse por un estrés muy elevado. Se trata con medicamentos tópicos. La enfermedad no tiene cura en algunas ocasiones. El tratamiento puede hacer más lento el proceso.

Alopecia androgénica

La alopecia androgénica es una pérdida de cabello definitiva, por razones genéticas. Los hombres pierden cabello en la parte superior y al frente de la cabeza. Las mujeres pierden cabello en la coronilla y laterales. Es una enfermedad que no tiene cura, los tratamientos pueden ralentizarla, y un trasplante capilar puede dar solución al problema.

Caída del cabello por afecciones

La caída del cabello puede ser causada por algunos tipos de enfermedades. Estas son algunas de esas afecciones que provocan la calvicie.

Tiña

La tiña puede debilitar el cabello haciendo muy fácil que se desprenda. Puede presentarse la alopecia causada por esta enfermedad, en forma de pequeños claros. Estos se ubican alrededor del cabello y suelen causar mucha picazón. También puede presentarse una descamación y cambio de color en el cuero cabelludo.

Lupus

Es una patología autoinmune que provoca distintos síntomas como fatiga, dolor de cabeza, dolor en las articulaciones, anemia, coagulación sanguínea. Justamente al no existir un flujo sanguíneo adecuado, el cabello termina por debilitarse y ocurre la pérdida del mismo.

Anemia ferropénica

Esta anemia se produce por carencia de hierro. Los glóbulos rojos disminuyen y el pelo se debilita, se hace más fino y comienza a caerse. La pérdida de cabello en este caso es temporal. Si se aplica un tratamiento con hierro al paciente, el cabello volverá a crecer.

Diabetes mellitus 1 y 2

Cuando existe un exceso de azúcar en la sangre, los folículos pilosos se ven afectados debido a que los glóbulos rojos generan  hemoglobina glucosada. Esta altera los glóbulos rojos haciéndolos rígidos y provocando atascamiento en los vasos sanguíneos. Al no haber una circulación normal, los folículos pilosos pierden nutrición y el cabello se debilita.

Tratamientos para la caída del cabello

El tratamiento y su duración dependen del tipo de alopecia que se presenta. En la actualidad hay distintos tipos de tratamientos. Capsulas, lociones, gel, serum, fármacos  que frenan la pérdida capilar. Veamos cuáles son los tratamientos para la caída del cabello.

Minoxidil

El monoxidil es un tratamiento efectivo que puede ser usado por mujeres y hombres que padecen de alopecia. Es un vasodilatador. Se aplica todos los días en una dosis de 2 ml. Presenta resultados tres meses después de comenzar a usarlo. Es un tratamiento de por vida, si se suspende, los efectos logrados se pierden en poco tiempo.

Finasteride

Este medicamento es recetado en hombres o en féminas en edad menopaúsica. No se utiliza en mujeres en edad de embarazo o embarazadas ya que puede representar daños para el feto. Es un medicamento oral cuyos resultados pueden observarse entre 3 y 6 meses luego de iniciarlo. Se toma  1 mg al día. Este medicamento puede disminuir la libido, provocar disfunción eréctil o reducir la cantidad de semen en las eyaculaciones.

Trasplante de cabello

En ocasiones es imposible recuperar el pelo perdido a través de productos o medicamentos. Pero esto no quiere decir que haya que resignarse a ser calvo. La alopecia puede solucionarse de manera definitiva realizando una implantación capilar. Se extrae cabello de la zona poblada y se injerta en la zona donde se ha perdido el pelo. Actualmente se consiguen resultados definitivos y muy naturales con este tratamiento.

Champú anticaída

Usar champú anticaída no siempre resulta una buena solución. Son muchos los productos que ofrecen maravillas, pero muy pocos dan buenos resultados. Antes de decidirte a usar este tipo de champú, asegúrate que cuente con los ingredientes necesarios para vitalizar y regenerar tu cabello. El mismo debe ofrecer hidratación, fortaleza, aumento de volumen y estimulación del crecimiento.

Tratamientos naturales para la caída del  pelo

La naturaleza cuenta con muchos ingredientes que pueden ayudarte a frenar la caída del cabello. Existen tratamientos naturales para la caída del pelo que pueden servir de ayuda para controlar esta afección.

  • Alholva: Semillas que contienen estrógeno, proteínas y acido nicotínico. Los estrógenos son hormonas femeninas que aceleran el crecimiento del cabello. Se remojan las semillas en una taza de agua toda la noche. Luego triturar con el agua y colocar la pasta resultante en el cabello. Dejar reposar cubriendo con un gorro de baño durante 35 minutos.
  • Cebolla: Regenera, activa y desinflama los folículos pilosos. mejora la circulación de la sangre en los folículos evitando la caída del pelo. Esto lo logra gracias al alto contenido de azufre que contiene. Licúa media cebolla y aplica sobre el cabello. Deja actuar por media hora y enjuaga con abundante agua.
  • Remolacha: Este ingrediente es rico en vitamina B y C. Contiene fosforo, hidratos de carbono, calcio, proteínas y potasio. El zumo aplicado diariamente sobre el cabello fortalece la hebra capilar. Es ideal para frenar la pérdida de cabello y acelerar el crecimiento.
Puntuación
[Total: 1 Puntuación: 5]