CapilClinic

CLÍNICA DE IMPLANTE CAPILAR

15.000.000 $

1) Hasta 2000 folículos.
2) Lideres en implante capilar en Colombia.
3) Único doctor colombiano con certificación ABHRS.

IMPLANTE CAPILAR DE

Alta tecnología

En Capilclinic ofrecemos la respuesta que tanto ha buscado para su alopecia. Nuestros cirujanos cuentan con una larga experiencia en implantes, trasplantes e injertos capilares.

1st-section

NUESTROS PACK

Una técnica revolucionaria diseñada para mantener los folículos fuera del cuero cabelludo lo menos posible durante cada operación, con el fin de asegurar mejores resultados.

PACK 2000

$ 15.000000
Financiación hasta 24 meses sin intereses
  • Técnica DHI
  • Primer Lavado
  • 2000 fóliculos
  • Seguimiento presencia o a distancia

Clínica Internacional

Nuestra clínica fue fundada en Europa con un objetivo en mente: Ofrecer tratamientos con la mejor calidad del mercado a todo paciente que lo necesite, y desde entonces nos hemos dedicado con esmero a nuestra labor de trasplante capilar.

En Capilclinic tenemos clínicas en España (Barcelona), Turquía (Estambul), México (Distrito federal), y las sedes de Colombia en la que atendemos a los pacientes provenientes de Colombia.


“Creemos en la filosofía de que el éxito de nuestros resultados es la felicidad de nuestros pacientes.”

Nuestros Centros en Colombia

Medellín

Torre Médica El Tesoro Consultorio 730 – Medellin, Colombia

Bogotá

Calle 117 Nro 6A-60 Torre Empresarial Flormorado 509 – Bogotá, Colombia

INCLUIDO

En todos nuestros tratamientos capilares

icono-1
0
folículos implantados
iconos-2-01
0 k
Clientes satisfechos
iconos-4-01
0
Clinicas en el mundo

Solicite más información completando el formulario

Nuestro equipo médico especializado realizará una valoración gratuita.

    ¿ Dónde le gustaría ser operado ?

    He leído y acepto la política de confidencialidad

    Resultado 100% natural y estético

    La implantación de los folículos se realiza sin un esquema definido, en función de la fisonomía del paciente, lo que garantiza la máxima densidad de cabello posible en la zona trasplantada.

    Número ilimitado de injertos

    A diferencia de otras técnicas, implantamos la cantidad de folículos que necesita cada paciente, logrando los mejores resultados.

    Nos preocupamos de la zona donante

    Extraemos los folículos de forma óptima para que la zona donante no se dañe y visualmente siga teniendo la misma uniformidad de siempre.

    Fortalecimiento del cabello con PRP

    La raíz del cabello trasplantado se fortalece con el tratamiento PRP (Plasma Rico en Plaquetas) para mejorar el tejido del cabello y lograr una vida útil más larga.

    ¿Qué es el implante capilar DHI?

    El injerto capilar DHI consiste en la utilización de una herramienta que se denomina IMPLANTER o PEN para la realización de la implantación de forma directa lo que hace que sea muy segura y con un aspecto final espectacular. Con esta técnica se consigue extraer los folículos de forma individual de las zonas donantes (habitualmente la zona lateral y la dorsal) para posteriormente colocarlos en la zona de recepción (habitualmente situada en la zona superior).

    • Fase previa: Sometemos a una analítica al paciente para confirmar que este está listo para someterse al tratamiento.Primera entrevista con el cirujano, acompañados del traductor, para determinar el procedimiento y cómo se llevará a cabo. En la mayoría de los casos se optará por la anestesia local para realizar el trasplante.
    • Fase I: En esta fase uno, tras administrarle la anestesia al paciente, se le extraen los folículos de las zonas donantes sirviéndose de un preciso extractor de tan solo 0,6 mm. Esta fase suele llevar algo más de tres horas.
    Se realiza un receso de unos 20 minutos en los que el paciente come algo y se hidrata, antes de seguir con la Fase II.
    • Fase II: En esta fase dos, se colocan los folículos. Para ello se efectúan unos micro orificios en busca de la colocación de la mayor cantidad posible en el mínimo espacio. Para conseguir el resultado más natural y satisfactorio para el cliente es capital determinar cómo será la línea de implantación, la densidad de implantación o la dirección de estos. Esta fase suele llevar otras tres horas y pico.

    • Aquellos diagnosticados con alopecia androgenética.
    • Aquellos que sufren pérdidas de pelo localizadas.
    • Aquellos que padecen alopecia cicatricial de pequeñas dimensiones.
    • Aquellos que quieren disimular una la cicatriz lineal.
    • Aquellos que desean camuflar cicatrices o trasplantes fallidos.

    Estudio médico previo al microinjerto capilar

    Lo primero que debemos hacer una vez hemos decidido que vamos a realizarnos un trasplante capilar es acudir al centro sanitario de CapilClinic y someternos a un estudio que determine qué calvicie es la que nos afecta y cuál es la mejor intervención para conseguir el mejor resultado para nuestro caso concreto.
    Será en esa primera vista cuando se revise el historial del paciente, se descarte que este ha sufrido ninguna enfermedad incompatible con el proceso, así como otro tipo de cuestiones médicas vinculadas a la caída capilar. Estas preguntas suelen ser las siguientes:.

    • Momento en el que recordamos que nos empezó a caer el pelo.
    • Cambios en el ritmo de caída en los últimos meses.
    • Tratamientos médicos u operaciones realizadas en busca de parar la caída efectuadas hasta la fecha.
    • Nombre de medicamentos y complejos vitamínicos a los que estamos recurriendo en la actualidad.
    • Alergias.
    • Qué esperamos conseguir con los microinjertos capilares.

    Una vez el doctor que nos va a intervenir posee todas las respuestas, efectúa un análisis del cuerpo cabelludo para averiguar el número de folículos activos, el número de folículos inactivos, la forma de nuestro pelo o el número de pelos y su estado actual en la zona donante.
    Con todo esto sobre la mesa, se determinará el tipo de intervención y se ofrecerá una serie de fechas al paciente, así como toda la información relativa al preoperatorio y el postoperatorio en busca del mejor resultado para devolver el cabello perdido al paciente.
    Cabe reseñar que el paciente deberá todas y cada una de las indicaciones señaladas por el equipo médico de Capilclinic para conseguir recuperar el pelo perdido

    Qué debemos hacer antes de la operación

    Una semana antes de la operación paralizaremos la toma de medicamentos, a no ser que el cirujano nos diga lo contrario. Esto incluye los analgésicos, los antiinflamatorios y las vitaminas.
    Durante estos siete días previos no podremos cortarnos el pelo, ni efectuar esfuerzos físicos importantes, por lo que aquellas personas deportistas deberán realizar un receso que recuperarán a los pocos días de la intervención de trasplante de cabello.

    Cuando falten tres días para la intervención abandonaremos las bebidas alcohólicas y, si es posible, también aquellas que poseen cafeína. Las personas que fuman tendrán que abandonar este hábito, como tarde, el día de antes de la intervención.

    A pesar de todas las restricciones señaladas, sí que se nos permitirá lavarnos el pelo hasta el día antes de la operación, siendo muy cuidadosos durante todo el proceso. Si decidimos lavarlo el día antes de operarnos lo mejor será recurrie a champús de recién nacidos o utilizar alguno de los que se nos haya recomendado desde el equipo médico que nos va a intervenir.

    Como siempre repetimos, si durante este período surge alguna cuestión vinculada al preoperatorio o a la misma operación, el equipo de Capilclinic estará deseoso de resolver sus dudas a través de alguna de las formas de contacto que puede hallar en esta web.

    Antes del trasplante de cabello

    El último paso antes de proceder al injerto de folículos capilares en Turquía, se someterá al paciente a una analítica para asegurase de que todo está perfecto para llevarse a cabo la intervención. Ya que si este tiene algún tipo de infección sanguínea el trasplante se deberá posponer, siguiendo así la normativa de seguridad.
    Si todo está en orden, se diseñará y marcará la zona de recepción que se habrá consensuado con el paciente y se determinará el número de folículos a extraer, para posteriormente aplicar sedación en la zona donante a base de frío.
    El siguiente paso es aplicar anestesia local en la zona donante -este proceso no es en absoluto molesto- para conseguir la mayor comodidad del intervenido durante todo el proceso de intervención. La duración máxima de esta ronda las doce horas.
    Será cuando se haya comprobado que la zona donante está completamente insensible cuando se comience a extraer los folículos, de uno en uno, colocándolos en línea para señalar la zona de trasplante.
    Si el paciente necesita una donación importante de cabellos la operación se dilatará. Durante todo el tiempo que dure esta, el intervenido descansará con la cabeza apuntando al suelo o hacia algún lateral.
    Una vez sacados todos los folículos sanos de la zona donante, se recolocará al paciente hasta situarlo en una postura semisentada para proceder a colocar los cabellos. Esta fase puede oscilar entre cinco y siete horas.

    Etapas del trasplante capilar

    La primera es aquella en la que se extraen los cabellos sanos de la zona donante a través de un pequeño instrumento de no más de 0,8 mm, que permite la extracción doble o triple. Una vez se haya acabado con estos, se pasará a la extracción individual con un instrumento aún más fino, de no más de 0,7 mm.

    Un proceso que se lleva a cabo en equipo, siendo el cirujano acompañado por varios auxiliares, siendo la tarea de uno de ellos, llevar la cuenta de los cabellos extraídos, y la de otro segmentarlos por individuales, dobles o triples. El conteo, como no puede ser de otra manera, se efectúa en más de una ocasión para asegurarse de que el proceso se está efectuando conforme lo acordado con el paciente.

    Después del receso para descansar, llega el momento de abrir los huecos en los que se colocarán los folículos extraídos. Un trabajo minucioso y que requiere de unas manos especialmente diestras para conseguir los mejores resultados.

    Estas incisiones se efectúan con hojas a medida con una anchura menor que la de los injertos para que estos se asienten a la perfección en el hueco exacto y asegurándose de que estos llegan a sus camas, donde se servirán de nutrientes para alimentarse y crecer sanos donde antes solo había calvas.

    La fase de colocación es especialmente delicada dado que los folículos siempre se deben implantar siguiendo la dirección del crecimiento natural del cabello de la persona injertada. Algo que solo es posible cuando se utilizan los últimos instrumentos de microcirugía.

    Solo así se consigue que el cien por cien de los cabellos trasplantados, sobrevivan y crezcan sanos. Algo que se supervisará en todas y cada una de las revisiones a las que se someta el paciente.

    Qué sucede tras el trasplante de cabello

    Primeros siete días

    En busca de que el injerto de cabello efectuado en Turquía con FUE siga sano para siempre, el paciente deberá seguir a rajatabla todas las instrucciones que le facilite el equipo médico.
    Entre otros asuntos destacan la necesidad de portar unas gasas en la zona donante del cuero cabelludo durante los primeros tres días tras el injerto. A su vez, la dona receptora, que quedará al aire, no podrá entrar en contacto connada durante el primer día tras la intervención.
    De ahí que se recomiende que el trasplantado pase la primera noche tras la intervención durmiendo boca arriba con la cabeza mínimamente levantada y que ningún área de recepción entre en contacto con nada.

    Ya el día siguiente al trasplante se retirarán las gasas en la zona donante, no siendo indicada ninguna acción más allá de seguir el sentido común y no maltratar la zona intervenida, ahora cicatrizada, de donde han salido los folículos.
    Antes de abandonar la clínica, y tras la primera revisión post trasplante, se facilitarán los medicamentos que este deberá tomar durante los días siguientes a la intervención. En el caso de que esta sufra dolores o molestias de alcance podrá recurrir a aspirinas contra el dolor que le darán en la clínica.
    En algunos casos, los injertados presentan algún tipo de hinchazón en las sienes que, de normal, va desapareciendo durante los días posteriores a la operación. Dada la ausencia de efectos secundarios en la gran mayoría de intervenciones, los operados pueden volver a sus países de origen al día después de la operación, tras ser examinados por el cirujano y su equipo, pudiendo desde ese momento reintegrarse en su vida laboral.
    Algunas actividades, como las vinculadas con el sexo, deberán esperar, al menos, dos días. La práctica deportiva deberá esperar algo más, ya que no es recomendable recuperarla hasta un mes después de someterse a la intervención de trasplante capilar.
    Para lavar el pelo por primera vez deberemos esperar tres días. Es importante comprobar que no salen costras en las inmediaciones de los nuevos cabellos ya que estas pueden provocar que se caigan. No obstante, estos acabarán cayendo, como el resto, para favorecer la llegada de nuevos folículos sanos y fuertes donde antes no crecían.

    Para lavar el cabello durante las primeras veces tras la operación se recomienda aplicar la loción hidratante y suavizante indicada por los médicos en la zona injertada y dejarla durante 45 minutos y, posteriormente, aplicar el champú indicado por los médicos sin quitar la loción. Para aclarar el pelo se recomienda utilizar agua templada y con un chorro muy leve y poco potente. Así deberemos lavarlo durante la primera semana, y no en más de una ocasión al día.

    Será en el día cinco tras la intervención cuando podamos empezar a aplicar masajes muy suaves en la zona receptora cada vez que apliquemos el champú. A partir del sexto día y hasta el décimo iremos incrementando muy suavemente la presión que realizamos durante la colocación del champú.
    Cabe señalar que las primeras dosis de loción y champú neutro serán facilitadas por Capilclinic.

    Última fase del transplante de pelo

    A los siete días de haberse operado, las costras de la zona donante caerán y los coágulos desaparecerán. Si alguna permanece no la retiraremos esperando a sea ella quien caiga.
    Una vez apreciemos que la zona de recepción esté en perfectas condiciones, ya en la segunda semana tras el trasplante, cambiaremos el champú neutro por uno normal.
    Es importante subrayar que durante el primer mes debemos evitar al máximo en la medida de lo posible que el sol incida directamente sobre nuestro cabello. De la misma manera, trataremos de evitar exponernos a temperaturas demasiado altas.

    Nos pondremos en contacto contigo para dar respuesta a todas tus dudas con el fin de organizar un diagnóstico capilar gratuito en una de nuestras clínicas.