La técnica DHI para tratar la alopecia, es calificada por muchos como una forma innovadora, pues la obtención del folículo capilar y su implantación se hace casi de manera simultánea, evitando incisiones en el paciente.

Para este proceso se usa un ‘implanter’, que es una herramienta con una aguja hueca donde entra el cabello del donante, y un dispositivo de empuje que lo coloca en el folículo del paciente.

Con el DHI, la experiencia de trasplante de cabello es menos ‘dolorosa’.

Esto gracias al uso de una sedación supervisada por un anestesiólogo, que administra anestesia localmente.  

Si bien el proceso de trasplante de pelo es un procedimiento indoloro, muchos pacientes que sufren de fobia a las agujas optan por este método para sentirse más cómodos y relajados.

Procedimiento DHI

Para realizar la técnica DHI, se utiliza un ‘Implanter’ tipo Choi. Primero se introduce el folículo en el extremo de la herramienta con cuidado para no dañarlo, luego, se inserta en la aguja hueca, y ya está listo para que el especialista comience a implantar.

En un procedimiento normal, se utilizan entre 2 y 6 ‘implater Choi’ y unas 16 agujas que varían para adaptarse al tamaño de los folículos del paciente.

Este método tiene sus ventajas y desventajas.

Ventajas

El procedimiento permite que los injertos permanezcan menos tiempo fuera del cuerpo, lo que asegura una colocación fuerte.

Los folículos capilares implantados tienen mayor índice de sobrevivencia, además de que reduce el sangrado durante el proceso de implantación.

Los traumatismos ocasionados en la piel son menores, lo que permite una rápida fase posoperatoria, por lo que el paciente puede regresar rápidamente a su rutina.

Desventajas

Es un procedimiento más costoso, ya que se necesita mayor personal médico y tiempo para llevarlo a cabo.

El cirujano debe tener mayor atención y precisión durante el injerto de cabello, ya que este puede generar estrés sino se tiene la suficiente experiencia, viéndose comprometido la extracción y el proceso de implantación.

¿Todos puede usar la técnica DHI?

La respuesta es no. Actualmente no todas las personas pueden optar por este método debido a la herramienta que se usa, el ‘implater Choi’.

Y es que este innovador aparato creado en Corea del Sur, se probó primero en la población asiática, cuyas personas se caracterizan por tener un cabello liso y ligero.

En este sentido, si se quiere usar con un paciente de otras regiones, con un cabello rizado, por ejemplo, se hace más difícil cargar el implante en la diminuta aguja diseñada para el pelo asiático.

Esto puede hacer el proceso más traumático, ya que se maltrataría el folículo capilar del paciente.

Sin embargo, algunos médicos indicaron que esto no era del todo acertado, alegando que con una mayor capacitación y experiencia con el ‘implanter Choi’, se puede lograr la técnica DHI con cualquier persona.

Además, los avances tecnológicos han permitido que el ‘implanter Choi’ se actualice a casi cualquier tipo de cabello, creando resultados más efectivos y seguros, además de dar una apariencia más natural.

Resumen

Para resumir, la técnica DHI permite, extraer los folículos capilares directamente del donante e implantarlos de una vez en el paciente receptor.

Cada folículo capilar es colocado siguiendo una dirección, ángulo y profundidad específicos, evitando la apertura de canales, agujeros o incisiones que requieren una mayor recuperación.

El resultado es más natural, esto debido a la profundidad con la que se implanta el cabello en el paciente receptor, lo que asegura 100 por ciento de naturalidad y viabilidad del folículo.

El proceso postoperatorio es menos traumático y extenso, permitiendo al paciente retornar más prontamente a su rutina diaria. Aunque, igual se debe guardar el reposo recomendado.

(Visited 1 times, 1 visits today)
Puntuación
[Total: 0 Puntuación: 0]