Para nadie es un secreto que la alopecia puede comenzar su aparición desde la juventud. La pérdida de cabello puede ser el fin del mundo para algunos individuos que ven su estética completamente alterada por este problema. Son distintos los tipos de calvicie que pueden aumentar la inseguridad y falta de confianza en quien lo padece. Algunos de rápida recuperación y otros sin cura. El trasplante capilar es una solución muy efectiva en estos casos.

Los pacientes que optan por este procedimiento, pueden sentirse limitados y angustiados. La edad en la que se lleva a cabo influye directamente en los resultados del mismo y su duración. Y es que este último punto genera preocupación en las personas, ya que lo que se busca con un injerto de pelo es erradicar el problema para siempre. Pero ¿durarán sus efectos por tanto tiempo?

En este artículo conocerás algunos aspectos de la cirugía y te contaremos los posibles resultados luego de 10 años del trasplante de pelo. Para que te hagas una idea de lo increíble y beneficioso que puede ser este tratamiento para combatir la calvicie. Y te decidas de una vez por todas a llevarlo a cabo.

El implante capilar

Conocido también como injerto o implante de pelo, es una cirugía que se realiza a personas con pérdida capilar excesiva, considerada alopecia. Un procedimiento mediante el cual es posible resolver la calvicie definitiva, con métodos muy efectivos. Es realizado por un equipo médico especializado, teniendo como líder a un cirujano tricólogo. Quien se encargará de analizar el caso y decidir si la reubicación de cabello es la mejor solución para cada persona en particular.

Concretamente hablamos de la toma de folículos pilosos (conductos donde nace el cabello) de un área inmune a la alopecia. Esta zona puede ser el cuero cabelludo u otras partes del cuerpo con gran actividad folicular. Y poniendo en práctica los distintos métodos de aplicación, trasplantarlos a aquellas extensiones desprovistas de pelo en el cuero cabelludo. Actividad que solo puede realizarse en una clínica reconocida, de la mano de los mejores expertos.

En casos poco avanzados, la calvicie podrá resolverse en una única sesión, que tendrá una duración aproximada de 7 horas. Mientras que de presentar un área demasiado despoblada, pueden requerirse uno o más retoques para un resultado satisfactorio. Siendo este un paso importante para el bienestar del individuo que, al devolverle su melena, recuperará la autoestima perdida por los estragos estéticos que esta enfermedad trae consigo.

¿Qué tipos de alopecias se resuelven con implante de pelo?

La pérdida de cabello sucede por diferentes motivos, y previo a la ejecución de un procedimiento tan delicado como la trasplantación capilar, es importante conocer el origen del problema. Esto garantizará el éxito de la operación sin que se manifiesten inconvenientes de algún tipo. Algunas clases de alopecia son causadas por estrés, desordenes hormonales o como efecto secundario de ciertos fármacos. Y al pasar estas eventualidades, el pelo volverá a crecer sin asistencia.

El injerto de pelo es un tratamiento exclusivo para personas con alopecia androgénica o cicatricial. La calvicie androgénica es la más común y es causada por factores genéticos, llevando a la pérdida de cabello en la parte frontal y superior de la cabeza. La cicatricial se trata del desprendimiento de las hebras, siendo reemplazadas por una cicatriz que evita que otro pelo surja. En ambos casos, no existe una cura natural para el problema, por lo que su única solución será quirúrgica.

Además de los tipos mencionados, la calvicie se muestra también en su clase areata. Esto se describe como el desprendimiento del cabello en áreas específicas del cuero cabelludo, dejando claros en forma de círculos. Existe también la alopecia universal, que sin importar el origen del folículo, el mismo será autodestruido. En estas circunstancias, llevar a cabo un injerto capilar no es la solución.

Causas de pérdida capilar definitiva

El crecimiento del cabello se desarrolla en los folículos pilosos, los cuales requieren una dosis específica de andrógenos para su correcto brote. La dihidrotestosterona es una hormona derivada de la testosterona, que se encarga de la distribución androgénica. Cuando esta funciona de manera incorrecta, repercutirá en el tamaño de los folículos, haciendo que el cabello sea menos denso y más débil.

La hipersensibilidad a la también conocida DHT es lo que causa la pérdida de pelo. El origen de este problema es por lo general hereditario, y cada persona se manifiesta más o menos sensible a él según su genética. La acción negativa de esta hormona puede comenzar a causar problemas desde una edad temprana. Llevando a la clara reducción de hebras capilares, las cuales se harán más delgadas y propensas a caer en la zona frontal y la coronilla.

Sin embargo, la genética no es lo único que desencadena este problema. Otros factores externos como la exposición a ciertos químicos, fármacos, alcohol, cigarrillos, estrés o esfuerzos físicos, son también causantes de una hipersensibilidad al DHT.

Tipos de implante capilar

Los tipos de implante capilar efectuados en la actualidad son 3.

  • Método FUT: Se lleva a cabo luego de haber obtenido una tira de cuero cabelludo, la cual se toma principalmente de la nuca, lugar inmune a la calvicie. Esto requiere un corte y posterior sutura, para luego fragmentar la franja en unidades foliculares. Las mismas serán preparadas y colocadas en las áreas afectadas por la alopecia.
  • Método FUE: Es un procedimiento menos invasivo donde no se realizan incisiones que requieran sutura. A través de esta técnica, las unidades foliculares son extraídas directamente del cuero cabelludo. Para ello es necesario utilizar implementos microscópicos de última generación, que permitirán obtener los folículos de forma poco intrusiva. Siendo posteriormente implantados en la zona del problema.
  • Método DHI: Es otro tipo de extracción sin cortes, donde además no se requiere rapar el área donante para la toma de folículos. Esta técnica es de las más avanzadas y efectivas, donde cada unidad folicular es trasplantada inmediatamente después de su extracción. Lo cual asegurará una mayor supervivencia capilar.

Pasos a seguir durante la cirugía de injerto capilar

  • El área donde serán extraídos los folículos es escogida. La misma debe tener una actividad folicular amplia. Pudiendo ser la nuca, los laterales de la cabeza, la barba, el pecho, las piernas o incluso el pubis.
  • Las unidades foliculares pasan por un proceso de preparación, el cual debe efectuarse lo más pronto posible para garantizar una supervivencia masiva. En caso de haber escogido la técnica FUT, estas deben fragmentarse de la franja obtenida. Si se ha decidido a efectuar el método FUE o DHI su implantación podrá realizarse inmediatamente.
  • El paso siguiente será colocar los folículos con la mayor precisión en las partes de la cabeza afectadas por la calvicie. El profesional se percatará de que cada unidad folicular sea injertada siguiendo el mismo patrón de crecimiento del resto de la melena, para que su crecimiento sea natural.

¿Por qué es importante la edad al realizar el injerto capilar?

Más que la edad, lo realmente importante es el estado de la alopecia al momento de la intervención. Se piensa que un trasplante de cabello puede efectuarse desde muy temprana edad, hasta una muy avanzada. Pero esto no resulta en absoluto conveniente. Aplicar este tratamiento antes de que culmine la fase de pérdida capilar de la alopecia o en la vejez, llevará irremediablemente a la necesidad de una nueva intervención.

Ventajas y desventajas de un implante capilar

Ventajas

Existen muchas ventajas de un trasplante capilar que ayudarán a tomar una decisión que será el comienzo de una nueva vida, con una melena más abundante.

  • Operación de rápida recuperación sin sedación general.
  • Reincorporación laboral inmediata.
  • Efectos naturales.
  • Garantía en los resultados y su duración.
  • Posibilidad de aplicación a personas de ambos sexos.
  • Valor no excesivo.

Desventajas

Sin embargo, es posible experimentar algunas desventajas de un implante capilar.

  • Recuperación molesta y posiblemente dolorosa.
  • Extrema delicadeza en el aseo del cuero cabelludo.
  • Límite de edad para su ejecución.
  • El método FUT dejará cicatrices.
  • Solo se admite donaciones de un área muy densa.

Requisitos para la trasplantación capilar

Los requisitos para el trasplante de cabello que debe cumplir un paciente son:

  • Encontrarse en un rango de edad entre los 30 y 50 años.
  • Sufrir calvicie.
  • Tener alopecia androgénica o cicatricial.
  • Haber llegado a la fase final de pérdida de pelo preferiblemente.
  • Estudiar clínicamente el cuero cabelludo.
  • Mantener la cabeza saludable, libre de hongos.
  • Haber sido diagnosticado y recomendado para este tratamiento.
  • Contar con folículos pilosos activos que sirvan como donación.
  • No sufrir patologías cardiovasculares.

Estado del trasplante capilar después de 10 años

El nuevo pelo tardará aproximadamente un año en crecer del todo. A partir de este momento el bienestar del paciente será notorio. Luego de 10 años de haberse sometido a este procedimiento, son muchas las libertades que pueden disfrutarse. Cosas que al padecer alopecia parecían imposibles, tales como: cortar, rapar, teñir, peinar y cambiar de estilo una y otra vez. Los resultados de la cirugía darán al individuo un aire de juventud muy favorecedor.

El trasplante capilar seguirá de la misma forma 10 años después, e incluso por mucho más tiempo, como desde su ejecución. Solo serán necesarios algunos retoques en caso de haberse sometido a la operación a una edad muy temprana, o cuando la calvicie es demasiado extensa. Sin embargo, el pelo caído jamás será el injertado, este se mantendrá en su lugar por siempre.

Puntuación
[Total: 0 Puntuación: 0]