La alopecia se define como la pérdida anormal del cabello, es decir cuando una persona pierde más de 100 hebras diarias y estas no se restauran como deben.

Para saber si la sufres, basta con acudir a un médico especialista, mejor conocido como tricólogo, y mientras tanto, puedes hacerte una evaluación en casa teniendo en cuenta algunos aspectos que la causan.

1.- Herencia

Revisa tu árbol genealógico y verifica si tus padres, tíos o abuelos, tienen una calva pronunciada y brillante. Si es así, lo más probable es que tu también (el algún punto) la puedas llevar a tener.

A esto se le llama alopecia androgenética o calvicie heredada.

2.- Estrés

Si tu estilo de vida es muy acelerado, cargado de trabajo, ocupaciones y preocupaciones, lo más probable es que esto te esté causando una caída indeseada de cabello

Para esto lo más recomendable es relajarte un rato y ver cómo crece de nuevo tu cabello.

 3.- Mala alimentación

Una mala alimentación también puede causar una pérdida de cabello debido a que el cuero cabelludo no se nutre como debe.

Los expertos recomienda incorporar en la dieta carnes magras como pollo, pescado o cerdo, así como frutas y verduras.

 4.- Abuso de champús, secadores u otros químicos

El cabello es sensible a las altas temperaturas. Abusar de los secadores de pelo puede genera un quiebre en las hebras y debilitamiento en el cuero cabelludo. Si piensas que estas abusando de él, mejor hazlo a un lado.

Para secarte el cabello es recomendable hacerlo de manera natural, o usar el secador pero con el aire frío o a temperatura ambiente.

Los químicos y champuses agresivos tienden a resecar el cuero cabelludo, lo que hace que los folículos capilares se cierren y dejen de producir nuevos cabellos.

 5.- Enfermedades

Padecer de lupus, sífilis, diabetes, hipotiroidismo o anemia, puede generar una pérdida rápida de cabello, así como el consumo de anticonceptivos o antidepresivos.

 Ya teniendo en cuenta estas razones que pueden generar la alopecia, algunas generan síntomas que te dicen que tu cabello se está cayendo a pasos agigantados.

Síntomas

-Molestia capilar: Si el cuero cabelludo comienza a picar, y manifiesta enrojecimiento, esta es una señal de que puedas estar perdiendo tu cabello.

-Pelos por doquier: Si te levantas y tu almohada está llena de cabellos, es mejor que comiences a llamar a un médico.

Al pasar el cepillo se viene mucho pelo: Cuando el cabello está débil, algo tan simple como peinarlo puede ser suficiente para traerte unas cuantas hebras que luego difícilmente volverán a crecer.

-Muchas grasa o caspa: Si notas que tu cabello tiene un exceso de grasa o caspa, quiere decir que la tendencia a sufrir alopecia crece considerablemente.

Calvicie en otras partes del cuerpo: Si notas que en la barba, cejas o piernas te comienzan a faltar cabellos, es probable que en la cabeza también inicie pronto.

 -Debilidad capilar: En las mujeres, comienza a notarse en la parte superior de la cabeza, los pelos son más finos y quebradizos y se puede ver la coronilla.

En los hombres, la caída comienza en la parte frontal, con las conocidas entradas.

Tratamientos

Si consideras que tu pérdida de cabello es grave, llegó la hora de considerar un trasplante capilar.

Con este método es garantizado que la calvicie desaparece y sus resultados son visibles a los cuatro meses después de la cirugía.

Cabe resaltar que a pesar de ser una intervención quirúrgica esta resulta ser poco invasiva y traumática.

Las cicatrices son mínimas y el paciente puede retornar rápidamente a su rutina.

Puntuación
[Total: 0 Puntuación: 0]